La consulta sobre el NAICM en Texcoco: valoración ambiental vs. valoración económica

October 29, 2018

 

La consulta ciudadana organizada por el equipo de transición del próximo gobierno, sobre el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad México (NAICM), se realizó del 25 al 28 de octubre de 2018. Con todo y sus fallas, se trató de un primer ejercicio democrático de deliberación pública. Quienes participaron decidieron entre dos alternativas: Texcoco o Santa Lucía. Los ciudadanos optan por un no en Texcoco (70 por ciento).

 

En principio, esta forma de deliberación pública dota a los tomadores de decisiones de política pública información sobre el agregado de las preferencias individuales, en la literatura se conoce como la teoría de la elección pública. Ésta forma marca la diferencia con los gobiernos anteriores, coloca al próximo gobierno como un agente racional que trata de aplicar políticas públicas con el objetivo de ser evaluado por sus electores.

 

Según López (2016, p. 52), la teoría de la elección pública analiza “la conducta de los agentes políticos a través de los supuestos y técnicas de análisis de la economía pero, sobre todo apoyándose en los supuestos de la elección racional, creando modelos que explican la acción colectiva a partir de las conductas individuales en contextos fuera de los mercados económicos”, esto es: el individualismo metodológico explica los hechos colectivos en función de las decisiones individuales; la racionalidad es la característica que poseen los individuos para calcular y seleccionar los resultados que determinan sus pautas de comportamiento en la búsqueda de maximización de la utilidad esperada y; el egoísmo o el interés personal es la principal guía de conducta de los actores, aunque la teoría reconoce que este interés personal no solamente puede ser económico, monetario o material, sino que se trata de una valoración de carácter subjetiva tendiente a la obtención de ciertos resultados.    

 

¿Qué es lo que valoraron quienes participaron en la consulta? ¿Por qué no eligieron a Texcoco para el NAICM?

 

Con la información disponible, entre ellas del Foro Consultivo Científico y Tecnológico 2018, se destaca lo siguiente: la opción Texcoco está ubicada en el Vaso del Antiguo Lago de Texcoco, a 30 km de distancia la Ciudad de México, en su primera fase contempla tres pistas para 2024, capacidad de pasajeros 70 millones anuales, con un costo de 285 mil millones de pesos, que en su segunda fase contempla tres pistas más y en total 125 millones de pasajeros anuales; mientras que la opción Santa Lucía se ubica en la Base Aérea de Santa Lucía, a 47 km de la Ciudad de México, en su primera fase contempla dos pistas de operación simultánea de uso comercial y una pista de uso militar en Santa Lucía, además de las dos pistas actuales del Aeropuerto Internacional Benito Juárez (que no operan simultáneamente), con una capacidad de hasta 100 millones de pasajeros, con costo de poco más de 70 mil millones de pesos. En las segundas fases no existe información sobre el costo. Si bien la opción Texcoco -si sólo se considera la capacidad aeroportuaria- (la capacidad aire y la capacidad tierra) es la más adecuada. La capacidad aire se establece por el número de operaciones (aterrizajes y despegues) que el aeropuerto es capaz de recibir en un cierto tiempo, y la capacidad tierra se refiere al número de pasajeros que puede recibir y está relacionada con las capacidades de la terminal y sus servicios. Sin embargo, la opción Texcoco, ya en operación, considera la cancelación del actual Aeropuerto y la Base Aérea Militar No. 1 de Santa Lucía, además existen consecuencias adicionales para las cuales es difícil asignar un costo monetario. Por ejemplo, es imposible asignar un precio a la extinción de alguna especie o a la disminución de la población en un grupo del ecosistema, o el costo de perder parte de un suelo único para la recarga de mantos acuíferos del Valle de México.  

 

Por otro lado, en un documento que retoma agua.org.mx (sin fecha) advierte que una terminal aérea en la zona tendría el riesgo permanente de inundaciones y afectaría el cuerpo de regulación de avenidas de agua más importante de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México. El Lago de Texcoco es el lugar más peligroso para alojar cualquier infraestructura. Su situación como la parte baja del valle y la gran extensión que ocupa, del orden de 11 mil 600 hectáreas, lo convierten en un gran concentrador de agua.

 

Quienes apoyan la construcción del NAICM en Texcoco sostienen que es una decisión técnica y económica, y no debe ser sometida a consulta ciudadana. Se refieren a decisión técnica como la ubicación, cuestiones de aviación, en términos de capacidad aeroportuaria y de rentabilidad económica. Mientras quienes se oponen sostienen que se debe valorar el impacto ambiental, su construcción alteraría gravemente el sistema hidrológico subterráneo del acuífero del Valle de México y con ello peligran más de 250 especies de aves, la cancelación significa recuperar el Lago de Texcoco.

 

Como se observa, tanto la capacidad aeroportuaria como el manejo de las zonas hídricas requieren de aspectos técnicos, pero con la información disponible los ciudadanos tomaron una decisión. Más que comparar la opción Texcoco Vs Santa Lucía, en realidad, los ciudadanos consideraron entre continuar la construcción del NAICM en Texcoco o mantener el Lago de Texcoco como recarga de mantos acuíferos, es decir, qué prefieren los ciudadanos: nuevo aeropuerto o mantener el Lago de Texcoco.

 

La cancelación del proyecto Texcoco representa un costo de 100 mil millones de pesos (60 mil de las obras realizadas y 40 mil por gastos no recuperables de contratos firmados). Pero, quienes participaron en la consulta valoraron la importancia del Lago de Texcoco para las miles de aves acuáticas migratorias, y su papel principal como regulador del cuerpo de agua de la cuenca del Valle de México, sobre la capacidad aeroportuaria y de rentabilidad económica. Con este ejercicio de elección pública, los ciudadanos emitieron un juicio ético, sugieren que antes de elegir un proyecto se debe contemplar el costo-beneficio de otros elementos, además del económico, como el impacto ambiental. Como todo proyecto conlleva consigo un impacto ambiental, pero los ciudadanos valoraron la importancia del lago de Texcoco, en términos neoclásicos, porque el Lago les da una mayor utilidad.  

 

¿Qué lección deja este ejercicio? Los individuos a nivel agregado consideran que no es ético construir un aeropuerto sobre el Lago, en este caso, valoran el aspecto ambiental sobre el económico. En concreto, los individuos señalan que los valores éticos son los cimientos sobre los que deben sustentarse las sociedades modernas.

 

Fuentes de consulta:

 

a) Foro Consultivo Científico y Tecnológico (2018). Opciones para solucionar la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, octubre de 2018. Disponible en:

http://www.foroconsultivo.org.mx/FCCyT/documentos/opciones_NAIM_Santa_Lucia.pdf

 
b) López, Ignacio (2016), “Elección pública y análisis institucional de la acción gubernamental”. Economía Informa, núm. 396, pp. 49-66.

 

Webliografía:


c) "Consideraciones Hidrológicas y Ambientales para el Posible Desarrollo de Infraestructura Aeroportuaria en el Lago de Texcoco”, Documento disponible en:
https://www.agua.org.mx/wp-content/uploads/filespdf/doc_pdf_29570.pdf 
 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

ÚLTIMOS POSTS

January 6, 2020

January 2, 2019

January 1, 2018

March 30, 2016

Please reload

  • Grey Google+ Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon
  • Grey Facebook Icon

© 2023 by Talking Business.  Proudly created with Wix.com

  • Google+ Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon